[Crítica] L’Angolo: Empalagosamente rico

Un bocado me bastó para llegar al cielo y no querer volver. A menos de la mitad, rogaba por una agüita de natre que me salvara del coma diabético. Acompañarla por un jugo dulce, no es tan buena elección”

Lugar: L’Angolo, centro de Concepción
Dirección: Barros Arana 612, Concepción, región del Biobío.
Horario: 9:00 Hrs – 21.00 Hrs- Lun.- Sab.
Evaluación: 4 balazos al aire
Sitio Web: langolo.cl

Salir del trabajo en verano, luego de estar todo el día encerrado en la oficina, pide a gritos un jugo bien helado. Como Concepción no es la gran capital, los lugares ricos, un poquito más arriba de la media y accesibles en el centro de la ciudad son pocos. Ahí es donde L’angolo entra en juego.

En el primer piso, la pastelería del local ya te atrae con su exquisita vitrina que exhibe todo tipo de tortas, pasteles y helados. Una escalera te lleva al remodelado segundo piso, que figura como restaurant, bastante amplio, pero que a las horas puntas no da abasto.

Un individual de papel suple el ausente mantel. En no más de tres minutos , alguien se acerca a darte la carta, la que ofrece dulces y salados, además de la “carta noche” que incluye cosas para picar y tragos con alcohol.

Mi elección por este día es una Torta Chocolate, que tiene bizcocho de chocolate relleno con manjar, crema de chocolate, mermelada de guindas ácida, nuez y trocitos TROZOS de chocolate, cubierta con una fina capa de chocolate, por $2600 y un delicioso jugo natural de frambuesa, fresco y frío, como para pasar el calor. La medida de un vaso tipo smothie por $2100.

Mi acompañante, pidió una Torta L’angolo – supongo que especialidad de la casa-, la que consta de un bizcocho blanco con nuez, relleno con crema de castañas, manjar y cubierta con crema de castañas, más una fina capa de nueces molida, por el mismo precio que mi porción, pese a que la mía, al parecer, era un poco más grande.

Un bocado me bastó para llegar al cielo y no querer volver. A menos de la mitad, rogaba por una agüita de natre que me salvara del coma diabético. Acompañarla por un jugo dulce, no es tan buena elección, aunque claro, es cosa de gustos.

Sin duda un sitio para ir  en pareja a regalonerse, aunque para citas, la cantidad de gente, quizá no es tan recomendable.

L’angolo por calidad, precio, ubicación  y atención -a pesar de lo lleno que estaba- es un 10. Una once imperdible que te obliga a volver.

 

 

Comments

comments

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *