Santiago: el disco más dark de Nano Stern

Hace algún tiempo agarre el gusto por revisar los cajones con discos y películas que hay en los supermercados en las cuales, a pesar de la creencia popular de que sólo tienen artículos para fanáticos de las rancheras, es posible encontrar una que otra joyita musical. Muchas veces a buen precio, la experiencia de escarbar en los cajones  algo muy comprable a meter la mano en caca de vaca y encontrar 10 lukas. Así fue como encontré Santiago, lo nuevo de Nano Stern.

De vuelta a la raíz

En sus ultimas entregas, el cantautor había incursionado en la incorporación de una banda que acompañara los acordes del Stern, que siempre encontraron compañía de músicos de renombre, lo que permitió que su música adquiriera nuevos colores y un rico gusto. Resultado de eso son Las Torres de Sal y Mil 500 Vueltas, ambos discos ultra recomendados si no eres muy conocedor de su trabajo.

En Santiago, el amigo chascón optó por volver a hacer música en solitario, tal cual como en sus primeros discos en los que el cantautor, cual maestro chasquilla, se encerraba en su pieza a grabar todas las partes de sus canciones, pero con la madurez que los años de circo pueden entregar, cantando, tocando cada instrumento e incluso declamando.

Te fuiste en la darks

Es un disco muy cortito, de sólo cinco canciones, que presenta una critica a la vida estresada de la gran ciudad, al Santiago gris en búsqueda de una vida sencilla y más sincera; que va de oscuro a claro comenzando con una de las canciones menos melódicas que podríamos encontrar dentro del repertorio de Nano Stern.Respiren menos” se aleja de su conocido estilo con  un sonido brillante y lleno de vida para optar por un sonido más oscuro y declamar en lugar de cantar.

A medida que el disco avanza se distiende paulatinamente hasta que llegamos a la segunda mitad de este donde nos encontramos con canciones más alegres con una gran amalgama de sonidos de la cual ha hecho su sello personal

Como que pasó muy piola

Santiago no es precisamente un disco que se haya promocionado mucho, en comparación a como ocurrió con otros trabajos, a pesar de que lo anunció en redes sociales su lanzamiento fue mas bien piola, razón por la cual me llamo mas la atención el haberlo encontrado en el supermercado del elefantito porque de hecho no sabia que había una versión física de este.

A pesar de que es un disco que podría no parecer muy atractivo para la mayoría es una bonita instancia donde al mas puro estilo del profesor Rossa podemos decir que Nano Stern se dio un lujo de explotar y plasmar musicalmente una faceta menos conocida de su trabajo, mas oscura y de cierta forma experimental, por lo que sin duda es un disco que recomendaríamos escuchar.

 

 

Comments

comments

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *