Long Gone Days, un videojuego de guerra fuera de lo común

Se dice que Chile es país de muchas cosas, poetas, feriados, borrachos y picadas de sandwich, pero entre todo ese mar de pelanas y curagüillas es posible encontrar gente talentosa haciendo cosas de gente talentosa, ciencia, dibujitos, música e incluso videojuegos, como Long Gone Days de los cabros de BURA.

Nombre: Long Gone Days
Studio: BURA
Plataformas: Pc, proximamente disponible para Linux y Mac
Sitio web: www.longgonedays.com
Evaluación: 5/5 balazos al aire

 

Un RPG fuera de lo común

Cuando pensamos en videojuegos de rol lo primero que viene a nuestra mente generalmente son dragones, magos, caballeros, final fantasy, y otras drogas, pero dejenme advertirles que con Long Gone Days nos encontraremos algo completamente diferente. Nada de dragones y nada de magia, sino que nos pillamos con una historia de militares, feels y dudas existenciales empaquetadas en un videojuego que combina juego de rol, de disparos y sigilo, con un sistema de combate re interesante que nos hace pensar a qué enemigo atacar y en qué parte de su cuerpo queremos apuntar antes de pegar el tunazo. (Pa’ lo enemigo plomo)

Pero el combate no sera el mayor desafío con el que nos encontraremos, ya que a diferencia de muchos videojuegos sobre guerra estos soldados no serán máquinas de matar y meter bala, sino humanos “sintientes” donde cada personaje tendrá una personalidad y motivaciones, y cuya moral se verá afectada dependiendo de las decisiones que tomemos al momento de interactuar, lo que  impactará en su desempeño durante el combate.

 

Otro factor muy interesante será la barrera del idioma al momento de comunicarnos, ya que si bien el juego esta en inglés nos encontraremos con personajes que hablaran en otros idiomas y necesitaremos elegir cuidadosamente nuestros reclutas para que hagan de interpretes.

Los videojuegos como medio para un mensaje

Long Gone Days nos pone en la piel de Rourke, un joven que ha vivido toda su vida en un país subterraneo ( como niño topo) preparándose para una sola finalidad: ¡convertirse en un soldado! Eso, hasta que es enviado a una misión en la superficie donde descubrirá una cruda realidad que nos hará pensar acerca de la naturaleza de los conflictos bélicos, a la vez que entrega un potente mensaje antiguerra (al más puro estilo Quique Neira).

Que nadie te diga que no puedes poner tus sueños en Steam

Hacer videojuegos es una pega enorme y requiere de gente que tenga las habilidades necesarias. Esas capacidades cuestan harta plata y para poder mantener a esa gente lo más obvio es que se necesitan lucas, moneitas las cuales en Chile, el país donde las operaciones se pagan con rifas o vendiendo completos, no siempre abundan como para dedicar tiempo completo a estos proyectos y termina siendo una barrera capaz de asustar y desmotivar a cualquier desarrollador.

Pero con trabajo duro y uno de los pocos kickstarters exitosos en la historia de chilicotelandia, fue posible financiarlo, lo cual deja claro que los sueños se pueden hacer realidad, llamando a otros cabros a creerse el cuento y atreverse a crear.

¿Cuándo, cuánto y dónde?

Ustedes estarán pensando ¿oiga, pero cuándo podré jugar esta maravilla?

Long Gone Days se encuentra en actualmente disponible para Windows y próximamente podría salir también para el computador de la manzanita, y desde ya les contamos que está disponible para comprar en Steam por una módica suma de 7 lukitas y algo, un precio que sinceramente encontramos barateli para el bonito trabajo hecho por los cabros de Bura a puro esfuerzo y cariño.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *